3.2.07

El maestro y Margarita


A la hora de más calor de una puesta de sol primaveral, en los Estanques del Patriarca aparecieron dos ciudadanos. El primero, de unos cuarenta años, vestido con un traje gris de verano, era pequeño, moreno, bien alimentado y calvo. Tenía en la mano un sombrero pasable en forma de bollo, y decoraba su cara, afeitada con cuidado, un par de gafas enormes, de montura de concha negra. El otro, un joven ancho de hombros, medio pelirrojo y desgreñado, con una gorra de cuadros echada hacia atrás, vestía camisa vaquera, un pantalón blanco arrugado como una pasa y alpargatas negras.

El primero era nada menos que Mijaíl Alexándrovich Berlioz, redactor de una voluminosa revista literaria y presidente de la dirección de una de las más importantes asocaciones moscovitas de literatos, que llevaba el nombre compuesto de Massolit; y el joven que le acompañaba era el poeta Iván Nikoláyevich Ponirev, que escribía bajo el seudónimo de "Desamparado".

Al llegar a la sombra de unos tilos recién brotados, los escritores se abalanzaron hacia una caseta llamativamente pintada en la que se leía "Cervezas y refrescos".

Mijaíl Bulgákov

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal