12.2.07

Memorias de un amante sarnoso


Hasta cumplir los cuatro años no establecí diferencia alguna entre los sexos. Iba a escribir "entre los dos sexos", pero ahora se dan tantos matices, que si alguien dice "los dos sexos" se expone a que lo amigos le consideren un caduco anacrónico y se pregunten en qué caverna habrá vivido uno en las últimas décadas.



"Memorias de un amante sarnoso". Groucho Marx
Los libros de la Frontera. Barcelona 1974
Traducción de Diego Hernández sobre la 1ª edición inglesa de 1963

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal