9.2.07

"EL LÁPIZ DEL CARPINTERO"

Manuel Rivas, 1998



Uno

Está arriba, en la galería, escuchando a los mirlos. Carlos Sousa, el periodista, dijo gracias cuando ella lo invitó a pasar con el gesto de una sonrisa. Sí, gracias, pensó mientras subía la escalera, a la puerta de cada casa debería haber dos ojos como ésos.
Sentado en una silla de mimbre, junto a una mesa camilla, con la mano posada en el libro abierto como quien hace suya y mediata una página brillante, el doctor Da Barca miraba hacia el jardín, envuelto en un aura de luz invernal.
La estampa sería apacible si no fuera por la mascarilla de oxígeno. El tubo que lo unía a la bombona pendía sobre las flores blancas de las plantas de azalea. A Sousa la escena le pareció de una inquietante y cómica melancolía.
Cuando se dio cuenta de la visita, alertado por el crujir de las tablas del suelo de la sala, el doctor Da Barca se levantó y se quitó la mascarilla con una sorprendente agilidad, como si fuese el mando de una consola infantil. Era alto y ancho de hombros, y mantenía alzados los brazos en arco. Parecía que su función más natural era la del abrazo.
Sousa se quedó perplejo. Iba con la idea de que se trataba de visitar a un agonizante [...]


Foto: Agustí Centelles
Título original: O lapis do carpinteiro - Punto de Lectura, S. L.
Traducción de Dolores Vilavedra.


Etiquetas: ,

6 comentarios:

Blogger Purificación Ávila. ha dicho...

Esta maravillosa novela ganó el Premio de la Crítica Española, el Premio de la Asociación de Escritores en Lengua Gallega, el Premio Arzobispo Juan de San Clemente y el Premio 50 aniversario de la sección belga de Amnistía Internacional en 2001. Y además, fue llevada al Cine.

¿Verdad que no hay mejor aval para leerla? Mejor dicho: hay muchos y mejores motivos. ¡Que la disfruten!

Puri Ávila.

9/2/07  
Blogger Antonia Romero ha dicho...

No he leído nada de Manuel Rivas y justamente ayer compré "Los libros arden mal".

9/2/07  
Blogger Inspeculum ha dicho...

Con todo el respeto del que soy capaz (que no es mucho: soy un gran maleducado, es verdad) para mi los premios no son, en principio, aval de nada.
Para muestra, el botón del último premio del periódico La Nación Sudamericana (de Argentina) que tuvo que ser retirado a quien lo detentaba, ya que perpetró la copia de unas ¡50 páginas! de una novela española de la década del 40.
En fin.
Saludos
A.

9/2/07  
Blogger Purificación Ávila. ha dicho...

Antonia, estoy segura de que te gustará "Los libros arden mal". Aunque los premios no sean aval de nada, lo cierto es que Manuel Rivas escribe de maravilla.
Yo también pienso leerlo, pero no por la propaganda que se le haya dado, sino porque pienso que Rivas aporta su mejor prosa en esta novela.

"El lápiz del carpintero" es una novela corta pero intensa. No necesitaba premios para dar a conocer a su autor. Ya sabemos que en este país sólo publicas cuando ganas un premio o tienes un buen padrino. Que al fin y a la postre, suelen ir de la mano. Ojalá me equivocara.

Un saludo, Antonia. Gracias por comentar.
Puri.
-----

Inspeculum: Con el mismo respeto con que tú dices que opinas, -y con la diferencia de que servidora procura no ser maleducada- espero darte una buena impresión porque no rebatiré tu comentario...

Sólo puntualizo: Yo nunca creí ni creeré en los premios literarios. No suelo leer ningún Planeta, por ejemplo, excepto que la novela lo "valga" porque alguien me la recomiende. Pero hay veces en que los premios aciertan y la obra premiada es buena. Este es el caso de "El lápiz del carpintero". Por eso expresé mi aval de los premios como razón para leerla.
Es un caso especial, de los pocos que hay. Servidora no es tan cándida como puede parecer por mi comentario si no estuviera antes, bien informada. O eso procuro.
Gracias por comentar. Un saludo.
Puri.
Un saludo.

10/2/07  
Anonymous Anónimo ha dicho...

¿El premio de la Crítica 2001 no lo ganó Manuel Longares con Romanticismo?

Un abrazo,
Nacho.

20/11/08  
Blogger Luciano Sívori ha dicho...

Hola!! Excelente nota. "El lápiz del carpintero" es una obra que recuerdo con cariño.

Quizás no sea la novela más amena del mundo, pero aporta una temática fascinante ("el dolor fantasma") y nos enseña que ni siquiera en las situaciones más desesperanzadoras, desaparecen el amor y la ilusión.

Te invito a leer mi nota y comentarla!!

http://www.viajarleyendo451.blogspot.com.ar/2013/03/el-lapiz-del-carpintero-novela-1998.html


Seguime en:

https://www.facebook.com/sivoriluciano


Saludos!!

Luciano

22/3/13  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal