10.2.07

El curioso incidente del perro a medianoche


Pasaban 7 minutos de la medianoche. El perro estaba tumbado en la hierba, en medio del jardín de la casa de la señora Shears. Tenía los ojos cerrados. Parecía estar corriendo echado, como corren los perros cuando, en sueños, creen que persiguen a un gato. Pero el perro no estaba corriendo o dormido. El perro estaba muerto.

Etiquetas: ,

2 comentarios:

Blogger Sompata1 ha dicho...

Claurus, deberías etiquetar el nombre del autor para que se puede indizar.
Buen principio y buena novela, me salvó del aburrimiento lector hace un par de años.

10/2/07  
Blogger Alicia Liddell ha dicho...

Oh, me encanta. Lo compré hace casi tres años junto a "Océano Mar" y una auténtica maravilla: "Timoleón Vieta vuelve a casa"

12/2/07  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal